26.7.08

Cansancio


H
oy amanecí cansada, cansada, cansada...
Eso de levantarme a las siete, como que no se me da mucho, neta que si no fuera por el Cocho nomás no la haría. Pero lo que me alegra es tener la tarde libre, salir y ver el sol brillar... no tiene precio, poder ver a los cuates y chismear hasta que se te seque la garganta y tomar y tomar café es la mar de lindo. La vida de oficina, ser una bestia rutinaria, salir de noche y dejar media vida en un lugar, todo porque uno tiene la mala costumbre de comer tres veces al día no es nada agradable, aunque trabajar hasta tarde con gente harto interesante y simpática también es la mar de lindo y más si haces lo que te gusta, corregir y burlarte de las burradas de los autores es bien divertido (aunque al demás personal que NO es corrector le parezca abominable) y a veces relajante. Por un corto tiempo voy a disfrutar las bondades de hacer mi trabajo y aprovechar un poco más de la vida fuera de la editorial.

1 comentario: