21.9.12

Perritos

El martes por la madrugada, falleció mi compañera durante nueve años, Petunia, y dejó un hueco enorme en mi vida y muchísima tristeza.
Pero a veces las cosas se acomodan de formas muy extrañas (o exactas), pues ayer llegó a casa la pequeña Bruna, cuyo futuro no pintaba nada bien (iban a tirarla a la basura). Ahora los sentimientos se entrelazan, sigo muy triste por la partida de mi Petus, pero Bruna es pequeñita y necesita mucha atención, así que me mantengo ocupada y me ayuda a lidiar con la pérdida, además de que es muy cariñosa y juguetona. Una de mis sobrinas me dijo que cuando perdemos un perrito, es porque va a llegar otro que nos necesita, de verdad que ahora lo creo, Petunia tuvo una vida feliz, llena de mimos, fue una perruchita amada; le ha dejado su lugar a una cachorrita que necesitaba una oportunidad de vivir, un hogar, y mucho amor.

Petunia

Bruna

3 comentarios:

  1. Espero que te recuperes pronto por la perdida de Petunia, Bruna te necesita mucho.

    ResponderEliminar
  2. Hola, debes de estar triste por tu perrita, ...que era muy guapa por cierto, ahora debe de estar muy feliz en algún lugar, y Dios previendo su partida te hizo otro regalo a Bruna, ...alegrate con los recuerdos compartidos de Petunia y atesora los nuevos como un libro en blanco que vas a ir llenando. , ...aunque no nos conocemos y yo te sigo en tu blog constantemente, , permiteme enviarte un abrazo a la distancia. Lilliana

    ResponderEliminar
  3. Gracias por sus palabras n.n

    ResponderEliminar